• Discover+

Una ruta en bicicleta por La Graciosa

La Graciosa | Pedalea en la isla

Si me preguntas cuál es la mejor isla para hacer una ruta en bicicleta, te diré que es La Graciosa ¿Los motivos? Es prácticamente llana, en ella apenas circulan coches y se encuentra ubicada dentro de un parque natural con paisajes espectaculares.


Sin duda, una de las mejores vistas de la pequeña isla se obtiene desde el Mirador del Río en Lanzarote. Desde allí puedes distinguir los islotes de Alegranza y Montaña Clara que, junto al Roque del Oeste y el Roque del Este, forman el Archipiélago Chinijo (palabra local que se utiliza también de forma cariñosa para referirse a los niños o a algo que es muy pequeño).


Lo que no verás es la playa de Las Conchas donde, según las leyendas, un barco inglés escondió un tesoro.



De Lanzarote a La Graciosa


En La Graciosa no hay aeropuerto (cuenta con un helipuerto para casos de emergencia) y la única forma de llegar a ella es por vía marítima. Desde el pueblo marinero de Órzola, al norte de Lanzarote, dos compañías realizan un servicio regular y unen las dos islas en menos de media hora.


Nada más sentarte en el barco, notas en el ambiente el entusiasmo de otros viajeros que como tú tienen ganas de explorar la isla más desconocida de Canarias. A mitad de trayecto, tras alcanzar la punta de Fariones donde se asienta un pequeño faro, apreciarás que la mar es más tranquila y divisarás por primera vez La Graciosa. Pero no te centres sólo en ella todavía. Te invito a que mires a tu izquierda y contemples los riscos de Famara.


En el pasado, las gracioseras lo subían (algunas descalzas) para ir a los pueblos del norte de Lanzarote a vender los pescados que sus maridos sacaban del mar o intercambiarlos por agua potable, comida y otros productos. En aquella época no existía ni el actual servicio marítimo ni la avanzada tecnología y, al volver de noche, después de su dura jornada laboral, tenían un método muy especial para pedir a sus familias que las fuesen a buscar a la orilla de Lanzarote. Al descender por el risco iban encendiendo hogueras para anunciar su inminente llegada. En la playa cada familia tenía un pequeño muro circular en el que encendían su hoguera, bien separados unos de otros para que sus parientes desde La Graciosa distinguieran qué mujer había llegado y esperaba a ser recogida en una barca.


En Caleta de Sebo


Al tocar tierra firme, es inevitable no tener el impulso de sacar la cámara de la funda y fotografiar las sencillas casas blancas y las humildes barcas de pesca que reposan sobre las aguas cristalinas.


Caleta de Sebo es considerada la "capital de la isla"; en ella viven alrededor de 700 gracioseros. Para comprender su fuerte tradición marina solo debes fijarte en el nombre de sus calles. Casi todos están relacionados con el mar y la pesca: carrete, estribor, popa, sirenas, fija, relinga, nudo, mechón, carnada...


#Discoverplus #LaGraciosa

10 vistas

+34 928 300 252

  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono LinkedIn
  • icon-business

©2019 by Discover+. Proudly created by MKG Soluciones